Preparación de una sesión de Doga®

¿Qué preparo antes de hacer Doga® con mi perro?

Vamos a empezar fuerte con este artículo.

Una sesión de Doga se prepara y no. Y dirás ¿Cómo es esto posible? Pues te cuento.

El lugar donde prácticas Doga (lo que es el lugar físico), no es lo importante. Es decir, no tienes que hacer la sesión en una sala donde no haya estímulos, tengáis esterilla, etc. la verdad es que no.

Como hemos explicado otras veces, el Doga es una manera de relacionarte y conectar con tu perro así que la forma de enfocarlo es otra.

¿Por dónde empiezo para prepararnos para Doga®?

Primero, presta atención a cómo os sentís los dos, tu perro y tú en ese momento que vais a practicar. 

No tenemos porqué hacer una sesión pautada, con su esterilla, su preparación y su lugar concreto, puede ocurrir cuando en varias situaciones. 

Por ejemplo, mi última sesión de Doga fue ayer en el monte. Estábamos paseando a última hora pero aún hacía mucho calor. Mi perro de repente se paró. Yo también me paré a observarlo y lo respeté. Además, al pararme a observar, él me ayudó a vivir de manera consciente el momento, juntos. Me fijé si estaba venteando (usando su trufa), si estaba con la musculatura tensa o relajada, sus orejas, etc. y sin darme cuenta, fijándome en todos los detalles al final nos estábamos relajando los dos. Fue entonces cuando él decidió tumbarse en la hierba y lo acaricié suavemente. Los dos lo gozamos.

Este fue un momento Doga® sin premeditar. En ese momento sentí que nos unimos, nos respetamos y disfrutamos él tumbado y yo sentada a su lado, respirando y observando.

También os digo, que no es algo suela sucedernos. Mi perro es muy activo y siempre está buscando rastros, por tanto, que haga esto en medio del campo significa que está a gusto en ese momento y está bien. 

A mí, me brindó un momento mágico que compartimos con consciencia plena los dos. 

¿Y por qué te cuento todo esto? Porque depende de tu perro, de ti, podéis tener vuestro momento Doga® en cualquier lugar y de distintas maneras. Puedes practicarlo en cualquier lugar: en el sofá, en el monte, en un banco en la calle, en la hierba de un parque, lo importante es sentir ese momento, cuando conectemos y lo sintamos. 

Lo que sí tienen en común todos los momentos Doga es que hay que estar conectados y observar y dejarnos llevar. Esta es la clave. 

De todos modos, sí que existen unas pautas de preparación para una sesión que podemos tener en cuenta. 

¿Cómo propiciar un momento Doga® con tu perro?

Como hemos hablado, no es proponerse un momento y que ocurra, pero sí que hay ciertas que podemos hacer para favorecer la relajación y la concentración de ambos en el momento presente: 

  • El lugar tiene que ser cómodo y tranquilo para el perro y para el humano, independientemente del material que usemos para la sesión de Doga®
  • Utilizamos vaporizadores con aceites esenciales, de lavanda o cualquier otro con propiedades calmantes, para que el ambiente se sienta relajado.
  • Luz tenue y música que acompañe al momento. 
  • Daremos un paseo antes para conocernos, relajarnos e ir calentando los músculos.
  • Si la clase es en el exterior, puedes usar esterilla, toalla, mantita o similar para el momento de la relajación (suele bajar la temperatura corporal), pero no es obligatorio. 

En conclusión, la clase de es mágica, puedes propiciarla pero Nuestro Doga® no se puede planear.

Si nunca has practicado, dependiendo de la personalidad de tu perro, quizás un primer paso sí que sería empezar con clases online de Doga, donde él se sienta a gusto para relajarse.

Si tu perro se siente bien en compañía de otros perros, humanos y es capaz de disfrutar en calma en sitios que no conoce, puedes animarte con una clase presencial. 

Recuerda es un proceso íntimo, conectad entre vosotros, con vosotros mismos y con cada momento único para cada uno de vosotros. 

Descubre Nuestro Doga® y aprende a fluir con las emociones tanto tuyas como de tu perro.

Si quieres saber más sobre Doga®, te animo a que nos sigas en este blog o en redes sociales @nuestrodoga para no perderte nada.

Aprended esta gran disciplina juntos, los dos, a vuestro ritmo, respetándoos y viviendo vuestro momento.

Equipo Doga®, escrito por el integrante Marga.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *