Practica Doga® con tu perro joven

¿Qué es un perro joven?

Un perro joven es el que acaba de dejar de ser cachorro (6 meses aprox.) y que se convierte en adulto poco a poco.

¿Cuándo se considera adulto? 

Cada individuo canino es distinto, pero los perros suelen llegar a la edad adulta hacia los 2 años.

En cualquier caso, si algo caracteriza a los perros jóvenes es que son compañeros de vida generalmente, con un nivel alto de energía, muy motivados y con ganas de entregarse a cualquier tarea como si no hubiera un mañana. 

La etapa joven de tu perro es importantísima. En esta etapa va a aprender a relacionarse con el mundo que le rodea según sus experiencias, tanto positivas como negativas. 

Todo lo que viva tu perro joven serán las bases de cómo construirá su futuro de adulto.

¿Me sirve practicar Doga® con mi perro si no para quieto?

Tanto si tienes un perro joven “loco” o “loca” que no para ni un segundo, como si “te ha tocado la lotería” y tu compañero es capaz de calmarse fácilmente, la práctica de Doga os aportará momento de conexión, vínculo, paz interior y os dará la oportunidad de comunicaros desde la calma, compartir desde la empatía instantes únicos que os mantendrán conectados con el aquí y el ahora.

Con el Doga creas una unión real entre tú y él o ella y sois capaces de disfrutar de la tranquilidad y la calma juntos. 

Además, el Doga no es solo una práctica o actividad que desarrolles puntualmente, es una enseñanza y una experiencia que os servirá para construir el adulto que será mañana.

La filosofía que acompaña a Nuestro Doga, es una forma de vida, de relacionarse con nuestros compañeros caninos, de comunicarnos, de compartir, de dejar decidir, etc.

Son muchísimas pequeñas cosas, que juntas convierten al DOGA® en una experiencia tan potente, que te acompañará y ayudará a conseguir la mejor versión del binomio persona-perro.

¿Cómo empiezo a practicar Doga® con mi perro joven que no para quieto?

Imagina a tu perro como una fuente inagotable de energía, lo primero que necesitas es tener paciencia, al igual que lo hiciste en su etapa cachorro.

Ten muy en cuenta que si no eres capaz de relajarte tú, difícilmente podrás intentar o pretender que tu perro se calme. 

Lo más importante es centrarte en empezar a dar pequeños pasos. 

Aprovecha los momentos del día que esté más relajado para compartir un momento ZEN. 

Intenta reforzar los momentos tranquilos y no sobreexcitar a tu compañero

Hay momentos para todo, es igual de importante enseñar o compartir con tu perro actividades dinámicas (juegos, deporte, etc.), cómo saber disfrutar de la tranquilidad y la paz de estarse quieto sin hacer nada más que GOZAR de la calma. 

Y sí, es importante, enseñar a tu perro a disfrutar de la calma, porque hará de tu compañero un individuo con la capacidad de tomar mejores decisiones, de pararse a pensar y elegir la mejor opción posible, e incluso de mirar hacia ti y compartir la decisión contigo.

¿Y cómo empiezo a practicar la calma?

Hay muchas oportunidades en el día a día para compartir un momento de calma y relax con tu perro. 

Lo cierto es que cuando compartimos la vida con un compañero que no es capaz de pararse a disfrutar del momento (porque nadie le ha enseñado) o cuando convivimos con individuos que lo quieren todo y lo quieren ya, es necesario dedicarle tiempo

Pararse a pensar, disfrutar de ver la vida pasar, estar parado sin hacer nada, sentarse o tumbarse a oler el aire, cerrar los ojos y escuchar el viento mover las hojas, no se consigue de la noche a la mañana.

Elige momentos y lugares donde tu perro esté tranquilo y se sienta seguro. De nuevo, ten paciencia y calma, hay que crear una rutina y una nueva manera de comunicarse juntos.

En definitiva, hay que nutrirse de la filosofía DOGA®, inyectarla en vena, respirarla y expandirla, y hacer de ella una experiencia que te acompañe en la construcción del individuo adulto que tu compañero/a y tú estáis haciendo.

Descubre Nuestro Doga®  y aprende a fluir con las emociones tanto tuyas como de tu perro.

Si quieres saber más sobre Doga®, te animo a que nos sigas en este blog o en redes sociales @nuestrodoga para no perderte nada.

Aprended esta gran disciplina juntos, los dos, a vuestro ritmo, respetándoos y viviendo vuestro momento.

Equipo Doga®, escrito por el integrante Abel.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *